Líneas de Acción

La primera infancia es trascendental en la vida de niñas y niños e influye de manera significtiva en la edad adulta. Durante esta etapa, su cerebro crece exponencialmente, lo cual determina su desarrollo cognitivo, social y emocional, situación que afecta su capacidad para aprender, resolver problemas y relacionarse con los démas .

Por lo anterior, en Early Institute nos centramos en desarrollar propuestas e investigaciones centrados en tres líneas de acción, que buscan mejorar la salud; el cuidado y educación; y la seguridad y protección de la vida de niños y niños durante este periodo crítico.

SALUD

De acuerdo con UNICEF, la salud infantil está vinculada a la existencia y calidad de la atención que las mujeres reciben desde los primeros días del embarazo. La atención de profesionales de la salud durante la primera infancia permite detectar y controlar enfermedades o condiciones que pueden ocasionar complicaciones posteriores. Por tanto, es imprescindible asegurar un embarazo y nacimiento saludables, así como proporcionar la orientación necesaria a padres y madres para atender a sus hijos e hijas durante su primera etapa de vida.

Algunos de los principales retos para la salud de niñas y niños menores de 5 años en México son deficiente atención materno-infantil en poblaciones vulnerables, alto porcentaje de cesáreas, bajos índices de lactancia exclusiva, mala nutrición, baja inmunización -considerando el esquema de vacunación completo- y altos niveles de sobrepeso y obesidad.

CUIDADO Y EDUCACIÓN

El cuidado y la educación en la primera infancia establece las bases para la construcción personal y la interacción con el medio social. Tanto padres y madres, como guarderías, estancias, centros preescolares y otros espacios institucionales fungen un papel esencial en la educación inicial de niñas y niños.

En México, algunos de los principales retos en esta materia incluyen la necesidad de espacios, personas y recursos para la educación inicial; falta de integración y rectoría en servicios proporcionados por el Estado, así como, carente perspectiva de infancia en programas y políticas de cuidado.

SEGURIDAD Y PROTECCIÓN DE LA VIDA

Crear entornos seguros desde los primeros días de vida es crítico para garantizar el ejercicio de los derechos de niñas y niños, así también lo es protegerlos contra cualquier conducta que ponga en riesgo su sano desarrollo.

México enfrenta graves problemas respecto a la seguridad y protección de la vida de niñas y niños tales como la falta de inscripción al nacimiento -que vulnera el derecho a la identidad e imposibilita el acceso a otros derechos-, alta prevalencia de violencia infantil en todas sus formas y carencias en la prevención, atención y sanción por parte de las autoridades; así como alta participación de niños y niñas en actividades económicas desempeñándose en las peores formas de trabajo infantil, como la minería y la agricultura, a menudo sin recibir salario alguno.