La pandemia, retroceso educativo para la primera infancia