early institute

Rumbo

La filiación y el derecho a la identidad: el caso de los gemelos de Cancún

BebesG

Distintos medios de comunicación han dado cuenta del caso de una pareja de hombres españoles que llegaron a México con el fin de contratar a una mujer para que gestara a su hijo de acuerdo con la legislación de Tabasco.

Fue en Cancún donde, previo pago, recibieron a los gemelos que nacieron de la mujer gestante contratada. Posteriormente, la pareja acudió a registrar a los menores y a solicitar los pasaportes correspondientes a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). La dependencia se negó a autorizarlos porque en la filiación no se establecía quién era la madre de los niños.

Como hasta el día de hoy no se ha esclarecido dicha información, la pareja, con los niños adquiridos mediante la Explotación de Mujeres con Fines Reproductivos (EMFR), vive en un albergue para personas en su situación[1].

De la anécdota anterior se distinguen tres cosas:

  • que Cancún no está en Tabasco
  • que en la filiación de los niños nacidos de EMFR no es posible determinar la maternidad
  • que existen albergues para atender situaciones similares

El caso permite evidenciar sólo algunas de las problemáticas más evidentes que resultan de la EMFR, y hace visible la inseguridad jurídica que permea a los involucrados, en concreto a los menores y a las mujeres que los gestan para después entregarlos.

Legislaciones permisivas como la de Tabasco han propiciado el desarrollo de una industria que abastece de seres humanos a nacionales y extranjeros; personas que, ya sea por la imposibilidad de hacerlo en su país, o simplemente porque en el nuestro es más barato, llegan a México buscando mujeres que acepten ser incubadoras de niños.

Esta es una realidad que ha llamado recientemente la atención de legisladores tabasqueños, sobre todo en lo que se refiere a las implicaciones jurídicas y sus posibles consecuencias. La “flexibilidad” de Tabasco en este tema no sólo afecta a ese estado, pues dada la anuencia de los notarios locales para certificar contratos de subrogación, las clínicas y “enganchadores” de mujeres se han expandido por buena parte del sur de nuestro país (como es el caso de la nota).

La imposibilidad de establecer la filiación de los hijos tiene consecuencias severas, no sólo porque se generan dudas de si efectivamente la EMFR se llevó a cabo con arreglo a la legislación de Tabasco, o se trata de un caso más de tráfico de menores. De cualquier manera, se está atentando contra el derecho de los niños a la identidad y a conocer a sus padres. Además, esta opacidad respecto a la mujer que es utilizada/rentada para gestar un niño, no permite conocer las condiciones en las que se lleva a cabo el proceso, lo que hace más evidente su condición de vulnerabilidad.

Por último, el hecho de que existan albergues específicamente para extranjeros en problemas con las autoridades por no poder determinar la filiación de los niños que pretenden sacar del país, implica la existencia de una serie de prácticas deshonestas que cotidianamente colocan a un número no determinado de menores, pero lo suficientemente grande para necesitar de un albergue, en un profundo vacío jurídico en el que se les niega su derecho a la identidad.

Queda la duda acerca de qué hay detrás de las asociaciones civiles operadoras de dichos “albergues”, que aparentemente brindan un servicio para paliar las consecuencias de malas prácticas. En este contexto es necesario insistir en que los legisladores, locales y federales, reflexionen sobre este tema y pongan un alto definitivo a la práctica de la EMFR y al floreciente mercado de seres humanos en nuestro país.

Afortunadamente ya existen esfuerzos conjuntos liderados por la Senadora Mely Romero y la Diputada Leticia López Landero[2], trabajos que visibilizan el tema e impulsan las modificaciones necesarias.

[1] Recuperado el 19 de febrero de 2014, de https://www.sinembargo.mx/19-02-2015/1256763

[2] Más información al respecto: https://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2014/denuncian-aumento-deexplotacion-con-fines-reproductivos-1063890.html

 

Deja algún comentario

*