early institute

Enfoque Early

Austria frente a la explotación de mujeres con fines reproductivos (EMFR)

Austria-frente-a-la-explotacion-de-mujeres-con-fines-reproductivos

Una regulación interesante acerca de la explotación de mujeres con fines reproductivos es la austríaca, pues es sumamente restrictiva con la posibilidad de utilizar óvulos y espermatozoides provenientes de terceros, lo que dificulta dicha explotación.

El Acta de Procreación Artificial (Gaceta de Ley Federal 275/1992), regula el uso de las técnicas médicas para inducir la concepción de un niño por medios distintos a la cópula. La procreación médicamente asistida está permitida sólo para matrimonios o relaciones similares al matrimonio y se pueden llevar a cabo solamente si cualquier otra posibilidad o tratamiento razonable ha fallado o no les ofrece probabilidades de éxito.

De conformidad con la sección 3 de la mencionada Ley, solamente los óvulos y espermatozoides de los cónyuges o personas viviendo en una relación similar al matrimonio se pueden utilizar para la procreación médicamente asistida.

En circunstancias excepcionales, por ejemplo si el semen del esposo no reúne las características requeridas, se pueden utilizar espermatozoides provenientes de un tercero. En cualquier otra circunstancia, y en particular para la fecundación in vitro (FIV), el uso de espermatozoides provenientes de donadores está prohibido, y la donación de óvulos está siempre prohibida.

 Esta prohibición se mantiene pese a haber sido atacada ante la Corte Europea de Derechos Humanos, que al resolver en noviembre de 2011, el caso S.H. y otros v. Austria, consideró, en votación 13 contra 4, que dicha prohibición no viola el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que establece el derecho al respeto de la vida privada y familiar.

 

Deja algún comentario

*