Proyectan “Sé un superhéroe”, cineminuto para prevenir el Abuso Sexual Infantil

  • El video forma parte de las acciones del proyecto Alumbra, y se proyectará durante el verano en más de 260 complejos de Cinemex de todo el país.
  • Un diagnóstico elaborado por Early Institute reveló que el 60% de los delitos sexuales en contra de infantes son cometidos en el hogar de la víctima. 

 

Ciudad de México, a 21 de junio de 2019.- Con el objetivo de prevenir el Abuso Sexual Infantil (ASI), el proyecto Alumbra, impulsado por el think tank mexicano Early Institute, dio a conocer el cineminuto “Sé un superhéroe”, con el apoyo de Promotora Social México y Fundación Grupo México.

 

“Sé un superhéroe” se proyectará en más de 260 complejos de Cinemex en todo el territorio nacional, del 21 de junio al 18 de julio, fecha clave para la industria cinematográfica dado el alto número de estrenos de películas y aumento en asistencia a las salas de cine.

 

El cineminuto es el resultado de la convocatoria Alumbra con tu idea lanzada por Early Institute, Promotora Social México, Fundación Grupo México y la actriz Dulce María, entre estudiantes universitarios, realizadores de cine, especialistas y organizaciones de la sociedad civil, en la que los participantes mandaron más de 100 propuestas de video y guion enfocados en la prevención del abuso sexual infantil.

 

Con este cineminuto buscamos que los adultos y cuidadores en general, tengan el conocimiento y la sensibilidad para prevenir que niñas, niños y adolescentes sean víctimas de cualquier forma de violencia sexual infantil” afirmó el Dr. Mario Arroyo, miembro del Comité Consultivo e Investigador de Early Institute.

 

En el 2018, como primer insumo de Alumbra, Early Institute presentó el Diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil en un contexto de violencia hacia la infancia en México, en el que se dio a conocer que en el país es siete veces mayor el riesgo de que una niña sea hospitalizada a causa de abuso sexual que un niño. Otro hallazgo fue que el 60% de los delitos son cometidos en el hogar de la víctima, y cuatro de cada 10 víctimas son menores de 15 años.

 

Por medio de los cinco ejes de prevención de Alumbra, buscamos que en México se tome una verdadera conciencia sobre la importancia de contar con información sobre el abuso sexual infantil y con políticas públicas enfocadas en su prevención y atenciónagregó el especialista.

 

Dentro de los siguientes pasos de Alumbra se encuentran la actualización del Diagnóstico presentado en 2018 en colaboración con todas las instituciones generadoras de información, así como el lanzamiento de una plataforma digital que permitirá integrar los datos y acciones de prevención que realiza cada integrante de la Comunidad, incluyendo el desarrollo y difusión de información puntual para fortalecer los conocimientos y habilidades individuales de los cuidadores.

 

“Por último, recordemos que para la prevención del abuso sexual infantil es importante que la sociedad, especialistas, organizaciones y gobierno sumemos esfuerzos, con el compromiso de garantizar la protección integral de los derechos y la integridad de niños, niñas y adolescentes”, concluyó el Dr. Arroyo.

 

Para sumarte como aliado de Alumbra, visita la siguiente dirección: https://www.alumbramx.org

 

“Sé un superhéroe”, cuya idea original es de las jóvenes Nadia Linares y Fabiola Alemán

Posicionamiento de la sociedad civil en relación a la Eliminación del Programa de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras

 

El Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras busca que las madres y padres solos, de hogares con ingresos por debajo de la línea de bienestar y que trabajan, buscan empleo o estudian, y que carecen de alternativas de cuidado y mecanismos de seguridad social, puedan acceder a servicios de cuidado y atención para sus hijos e hijas más pequeños.

 

Para ello, el Programa contempló la instalación de Estancias Infantiles en zonas de alta demanda y vulnerabilidad social, operadas por particulares que cumplían con los requisitos personales y de infraestructura establecidos en las reglas de operación. Las estancias infantiles reciben un subsidio mensual de 950 pesos por niña o niño; y de 1,800 pesos para cada niño/a con discapacidad; y están sujetas a la supervisión, acompañamiento y capacitación brindada por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

 

La semana pasada se anunció la eliminación del Programa y su sustitución por un programa de transferencias directas no condicionadas a madres y padres de familia antes beneficiarios. Se espera que el destino de la transferencia sea el pago de servicios privados o comunitarios de cuidado (las mismas estancias, pero ahora privadas del acompañamiento, supervisión, capacitación y responsabilidad del Estado), o bien, una compensación a abuelas/abuelos y familiares por asumir las tareas de cuidado.

 

En relación al cuidado y desarrollo de niñas y niños en primera infancia, el comité de los derechos del niño ha apuntado mediante la Observación General Número 7 del Comité de los Derechos del Niño lo siguiente:

“…los Estados Partes son responsables de la provisión de servicios para el desarrollo en la primera infancia. El papel de la sociedad civil debe complementar, y no reemplazar, el papel del Estado. Cuando los servicios no estatales desempeñan una función preponderante, el Comité recuerda a los Estados Partes que tienen la obligación de supervisar y regular la calidad de la entrega para garantizar que se protegen los derechos del niño y se atiende a su interés superior”.

 

El Art. 4o. de la Constitución, en concordancia con la Convención sobre los Derechos del Niño/Niña (ratificada por México en 1990) mandata:

“En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño. ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez”.

 

Por su parte, el Art. 15 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes establece: “Niñas, niños y adolescentes deberán disfrutar de una vida plena en condiciones acordes a su dignidad y en condiciones que aseguren su desarrollo integral”.

 

A la luz de lo anterior, la decisión anunciada preocupa a los abajo firmantes en razón de lo siguiente:

1. Se asume que la responsabilidad del cuidado infantil es un asunto del ámbito doméstico y privado; y no de interés público y corresponsabilidad entre el Estado, la comunidad y la familia.

2. Se pone en riesgo la actual oferta de servicios de cuidado y adecuado desarrollo para niñas y niños sin seguridad social; ante el escenario de que las estancias infantiles, privadas y comunitarias que hoy les prestan servicios cierren operaciones debido a la disminución de niñas y niños asistentes, particularmente los mayores de tres años, quienes a partir de los cambios anunciados al programa ya no serán beneficiados.

3. Se pone en riesgo la vida, la seguridad y el adecuado desarrollo de las niñas y niños más pobres, frente a cuidados de mala calidad provistos por instituciones o personas sin adecuada capacitación, supervisión y acompañamiento.

4. Se deja en manos del mercado las alternativas de cuidado infantil para las familias que menor capacidad tienen de pagar un servicio de calidad; incrementando así la brecha de desigualdad, en específico de género.

5. Se olvida que en el proceso de socialización de niños, niñas, adolescentes y jóvenes la convivencia y los aprendizajes entre pares son centrales para su desarrollo integral.

6. Se perjudica a las familias en hogares nucleares, ampliados y compuestos al imponer una carga adicional sobre las mujeres, adolescentes y niñas del hogar por la falta de opciones de cuidado formal.

7. Se impone a los y las adultas mayores de familias en pobreza una carga de responsabilidad que, de acuerdo a la evidencia, podría tener efectos negativos sobre su salud física y mental;

 

Por lo anterior, los Representantes de la sociedad civil e integrantes del Consejo Consultivo del SIPINNA abajo firmantes solicitamos que:

1. El Estado asuma plenamente su obligación de garantizar el cuidado y adecuado desarrollo de las niñas y niños más pequeños y más pobres, y articule una política integral de primera infancia desde el enfoque de derechos y de género.

2. Se reconozca que el cuidado y desarrollo infantil es un asunto de corresponsabilidad entre el Estado, la sociedad y la familia; así como del más altointerés público;

3. Se diseñen alternativas que aseguren las opciones de cuidado infantil para todas las familias; incluidas aquellas sin seguridad social; y se asuma plenamente la obligación del Estado acompañar, fortalecer, capacitar y supervisar a las las estancias privadas y comunitarias que aseguren la prestación de servicios de alta calidad;

4. Se fortalezca la oferta de programas de cuidado y desarrollo infantil a través de modelos de educación inicial y de la promoción de competencias psicosociales para el tránsito a preescolar.

5. Se trabaje en esquemas para proporcionar orientación a madres, padres y/o cuidadores en prácticas de crianza respetuosas de los derechos de las niñas y los niños.

6. Se genere información pública sobre las alternativas de cuidado infantil de las familias más pobres en México; y se analice sistemáticamente la evidencia existente sobre los efectos que el cuidado de los abuelos, y principalmente de las abuelas, que por cuestiones de género han asumido esa responsabilidad, de familias en pobreza tiene sobre su salud física y mental; así como sobre todas las demás dimensiones del desarrollo de niñas y niños bajo su cuidado.

7. Se defina un sistema de evaluación para medir los efectos de la transferencias directas o las modificaciones programáticas que se realicen para atender la demanda de cuidado y desarrollo infantil, mediante acuerdos con instituciones superiores educativas en los estados de la República.

8. Se reconozca plenamente que el Estado tiene la obligación de ser garante de los derechos de las niñas, niños y adolescentes desde la primera infancia y de actuar bajo los cuatro principios de la Convención: no discriminación, el interés superior del niño/niña, derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo, y participación infantil.

 

Reiteramos a los gobernantes y los legisladores el mandato, que tiene jerarquía constitucional, de que “en todas las medidas concernientes a los niños/niñas que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial que se atenderá será el interés superior del niño/niña”. (Art. 3o. Convención sobre los Derechos del Niño/Niña).

El Estado no puede claudicar de esta responsabilidad.

 

FIRMANTES

Los 8 Representantes de Sociedad Civil en el SIPINNA

  • Aranzazu Alonso Cuevas, Coordinación del Pacto por la Primera Infancia
  • Consuelo Gloria Morales Elizondo, Zihuame Mochilla
  • David Eduardo Calderón Martín del Campo, Mexicanos Primero
  • José Ángel Fernández Uría, Early Institute
  • Juan Martín Pérez, Red por los derechos de la Infancia en México
  • Nelia Bojorquez, Inclusión Ciudadana
  • María Isabel María Crowley; JUCONI
  • Tere Lanzagorta

 

Integrantes del Consejo Consultivo del SIPINNA

  • Antonio Rizzoli Córdoba, Hospital Infantil de México  “Federico Gómez”
  • Carlos Ríos Espinosa, Human Rights Watch
  • Eduardo Sojo Garza Aldape, Centro de Investigación y Docencias Económicas, A.C. (CIDE)
  • Ignacio Maldonado Martínez, Instituto Latinoamericano de Estudios de la Familia, A. C. (ILEF)
  • Javier Esteinou Madrid, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco.
  • José Antonio Pérez Islas, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Departamento de la Juventud.
  • Laura Alvarado Castellanos, Fundación Pro Niños de la Calle, I.A.P.
  • María Josefina Menéndez Carbajal, Save the Children
  • Mario Luis Fuentes Alcalá, Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social, A.C. (CEIDAS), y Miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM
  • Norma Alicia Del Río Lugo, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco
  • Roberto Tapia Conyer, Profesor de la facultad de Medicina de la UNAM.
  • Silvia Elena Giorguli Saucedo, El Colegio de México A.C. (COLMEX)
  • Silvia Martha Novoa Fernández, World Vision México

Advierte Early Institute sobre Riesgos en la salud de niños concebidos por Técnicas de Reproducción Asistida

 

– El estudio publicado por el think tank mexicano señala que los niños que nacen por estas técnicas tienen un riesgo del 30 al 70% de sufrir anomalías urogenitales, cardíacas y de aparato digestivo

– Además, presentan mayor predisposición a desarrollar enfermedades como cánceres hematológicos, principalmente leucemia cánceres

Ciudad de México, a 11 de febrero, 2019.- El informe “Riesgos para la salud en los niños concebidos mediante Técnicas de Reproducción Asistida” demuestra que los niños que nacen por estas técnicas, tienen más probabilidades de padecer complicaciones de salud a corto, mediano y largo plazo, en comparación con quienes son concebidos de manera natural.

El estudio, realizado por el doctor Juan Luis Alcázar, investigador y especialista en reproducción humana de la Clínica Universidad de Navarra, España, se centra en un análisis de la evidencia científica de lo que hasta el momento se ha descubierto sobre las afectaciones que este tipo de técnicas tienen en la vida de niños, niñas y adolescentes.

Algunos de los riesgos que se comprueban son que pueden presentar defectos anatómicos, problemas perinatales, anomalías cromosómicas, problemas de salud tanto en infancia como adolescencia, y síndromes genéticos, entre otras afectaciones.

El especialista señaló que la probabilidad de que padezcan defectos anatómicos mayores, sobre todo anomalías urogenitales, problemas cardiovasculares y de aparato digestivo, aumenta del 30 al 70 por ciento, e hizo un llamado para tener en cuenta los altos riesgos que conllevan estas técnicas en la salud de los infantes, que presentan una mayor predisposición a desarrollar enfermedades como cánceres hematológicos, principalmente leucemia.

Asimismo, el riesgo de que nazcan con parálisis cerebral es dos veces más alto que en los niños son concebidos de manera natural. Y tienen más probabilidades de presentar síndromes genéticos, como el síndrome de Beckwith-Wiedeman, síndrome de Prader-Willi y síndrome de Angelman.

El informe recién publicado por Early Institute, think tank mexicano enfocado en el análisis y diseño de políticas públicas para la protección de la infancia, indica que cuando se utilizan TRA, también se incrementan las complicaciones durante la gestación o el parto; por ejemplo, el riesgo de parto pretérmino aumenta en un 100 por ciento y el parto antes de la semana 32 en más de 200 por ciento.

Entre las TRA se encuentran la inseminación intrauterina, la fecundación in vitroy transferencia de embriones, así como la vitrificación de óvulos y la vitrificación de embriones. En los últimos años se ha presentado un aumento en su uso por diversos factores demográficos, económicos, sociales y culturales, entre otros.

Se estima que al 2012, aproximadamente 5 millones de niños habían nacido mediante estas técnicas a nivel mundial, registrándose un incremento anual de alrededor del 10 por ciento, de acuerdo con cifras reportadas por el International Commitee for the Monitoring of Assisted Reproductive Technology.

Sin embargo, su popularidad contrasta con la carencia de información sobre el impacto que puedan generar en la salud de los niños que nacen por estas técnicas.

Consideraciones

A partir del planteamiento del estudio, Early Institute, por medio de su colaborador Marcelo Bartolini, alertó sobre la necesidad de establecer la obligatoriedad de que todos aquellos establecimientos que brinden servicios de reproducción humana asistida proporcionen información completa sobre los riesgos para la salud de los niños y sus padres.

“Actualmente, la provisión de información es discrecional y, generalmente, excluye los riesgos relacionados con los menores de edad. Por ello, Early Institute urge a las autoridades de salud correspondientes soliciten información sobre los procedimientos y resultados de los establecimientos que llevan a cabo las TRA, se dé seguimiento y sea información verificada” subrayó Bartolini Esparza.

Además, el think tank mexicano hizo un llamado al gobierno, a las autoridades en materia de salud, Cámara de Diputados y Senadores, para que, de acuerdo con las consecuencias que presenta el estudio, se atienda la problemática y se revise a detalle la legislación en torno a las TRA a partir de esta evidencia científica.

Para finalizar, el el Dr. Alcázar recomendó tener en cuenta los potenciales problemas de salud de los niños concebidos mediante estas técnicas y la pertinencia de informar a los potenciales padres de estos riesgos, así como promover el uso de tratamientos no invasivos para solucionar los problemas de fertilidad.

De igual forma, sugirió realizar un registro y supervisión rigurosa de los procedimientos realizados por parte de los centros de reproducción asistida y, sobre todo, monitorear y llevar registro de la salud de los niños concebidos mediante estas técnicas.

“Debemos tener muy en cuenta que el futuro de estos niños es incierto, ya que pueden presentarse más afectaciones que aún no se han estudiado”, concluyó el Dr. Alcázar.

A continuación, el enlace para descargar el informe https://earlyinstitute.org/wp-content/uploads/2019/02/riesgos_salud_ninos_concebidos_tra.pdf

Acerca de Early Institute

Early Institute es un Think tank autónomo e interdisciplinario de profesionales mexicanos dedicados 100% al análisis y diseño de propuestas para proteger a la niñez y a su familia.