¿Por qué invertir en la Primera Infancia?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y su influencia en la Infancia
2 octubre, 2015
El efecto del estrés en el desarrollo infantil
21 octubre, 2019

Los primeros años de vida son cruciales no sólo para la salud y el desarrollo físico de los niños, sino que determinan el desarrollo cognitivo y socio-emocional que van a tener, esto debido a la gran capacidad de aprendizaje y adaptación que tiene su cerebro, que poco a poco va disminuyendo conforme avanza el tiempo (Schady, 2015).

 

Por otro lado, las situaciones a las que se enfrenta un menor en esta etapa, además de ser formativas, pueden ser vitales para la solución de problemáticas sociales como la pobreza, la baja productividad económica y la desigualdad, si los gobiernos e instituciones se encargan de invertir en la Primera Infancia (PI) para que los niños tengan un desarrollo integral (UNICEF, 2013).

 

Invertir en la infancia temprana tiene resultados sumamente rentables y positivos tanto para las autoridades de gobierno como para la población debido a que las capacidades que se desarrollan y fomentan en esta etapa, determinan el futuro de la persona. A continuación se presenta la visión de algunos organismos y expertos internacionales sobre la inversión en la PI:

  1. Asegurar el desarrollo integral del niño es una inversión en la futura mano de obra de un país y su capacidad de prosperar económicamente y como sociedad (World Bank, 2011).
  2. Los primeros años son la base sobre la que se construyen las sociedades. Estos ofrecen una oportunidad única para formar poblaciones saludables, prósperas, estables y participativas. Las intervenciones de calidad en la PI tienen el mayor impacto en los niños más vulnerables, lo que ofrece una posibilidad de aliviar los efectos de la desventaja social, y así romper los ciclos de pobreza y desigualdad (Open Society Foundation, 2015).
  3. Hay tres grandes razones para invertir los recursos en programas de alta calidad de educación y cuidado de la PI. Primero, se generan altos beneficios económicos y sociales para el país. Segundo, se apoya a los padres y aumenta el empleo femenino. Tercero, es parte de la responsabilidad de la sociedad de educar a los niños y combatir la pobreza infantil (OECD, 2012).
  4. La implementación de programas que busquen desarrollar habilidades y capacidades de los menores desde la PI, basados en invertir en la salud, el apoyo y fortalecimiento estratégico de la familia, y en mejorar la calidad de la educación, tendrá como resultado la disminución de los índices de delincuencia, de los embarazos a edades tempranas y de inequidad; lo que contribuirá al incremento de la productividad y competitividad de las personas y, por lo tanto, impactará positivamente a la economía del país (Heckman, 2015).

 

La inversión en primera infancia tiene la mayor tasa interna de retorno

                                Fuente: (Heckman, Carneiro, 2003)

 

En este sentido, en México se ha logrado mejorar en algunos aspectos relacionados a la PI tales como la salud y nutrición. Por ejemplo, la mortalidad de niños de 0 a 5 años se redujo un 60% durante los últimos 20 años. Desgraciadamente, los países latinoamericanos suelen tener una inversión reducida en este grupo de edad, o dejar de lado dimensiones del desarrollo como la cognitiva o la socioemocional (Schady, 2015).

 

En nuestro país existe una base legal y normativa relativamente sólida para poder plantear una inversión mayor en la PI. Sin embargo, las medidas que se han tomado están relacionadas en su mayoría con la salud y nutrición del menor, dejando de lado la educación inicial necesaria para el adecuado desarrollo de los niños (Mayers, 2015). Así, la inversión en la PI representa una oportunidad para mejorar el desarrollo interno y la competitividad externa de México.

 

 

¿Se te hizo útil la información? Tú puedes apoyarnos para que sigamos buscando que todos los niños y niñas tengan inicios felices

 

 

Fuentes de información:

Heckman, J. (2015). Conferencia Magna “Early childhood investment” en Congreso Internacional Invierte Temprano, aportaciones para el Presupuesto Cero.

Heckman, J., Carneiro, P. (2003). Human Capital Policy. Recuperado el 28 de julio de 2015 de https://www.nber.org/papers/w9495.pdf

Meyers, R. (2015). Participación en panel “Análisis situacional de la Primera Infancia en México”. Congreso Internacional Invierte Temprano, aportaciones para el Presupuesto Cero. Recuperado el 27 de julio de 2015 de https://www.cefp.gob.mx/difusion/evento/2015/congresoinviertetemprano/resumen/rp1.pdf

OECD (2012). Investing in high-quality early childhood education and care (ECEC). Recuperado el 27 de julio de 2015 de https://www.oecd.org/education/school/48980282.pdf

Open Society Foundations (2013). Why Investing in Early Childhood Matters. Recuperado el 27 de julio de 2015 de https://www.opensocietyfoundations.org/explainers/why-investing-early-childhood-matters

Schady, N. (2015). Conferencia Magna “La importancia de las inversiones en Desarrollo Infantil Temprano en América Latina: evidencia y alternativas de política” en Congreso Internacional Invierte Temprano, aportaciones para el Presupuesto Cero.

UNICEF (2013). Early Childhood Development. Recuperado el 27 de julio de 2015 de https://www.unicef.org/earlychildhood/index_40748.html

World Bank (2011). Why invest in Early Child Development. Recuperado el 27 de julio de 2015 de https://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/TOPICS/EXTCY/EXTECD/0,,contentMDK:20207747~menuPK:527098~pagePK:148956~piPK:216618~theSitePK:34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *