early institute

Enfoque Early

Los efectos de la pobreza en el desarrollo infantil

Captura de pantalla 2017-03-02 a la(s) 16.48.52

En las últimas décadas se han observado grandes mejoras en algunos aspectos que afectan el desarrollo infantil temprano (DIT). Por ejemplo, gracias a los esfuerzos realizados por diferentes países para erradicar la mortalidad infantil de menores de 5 años, esta problemática se redujo en un 53% entre 1990 y 2015 (Lo, Das, Horton, 2016).

Sin embargo, existe una situación en la que -a pesar de los avances que ha presentado tanto a nivel internacional como a nivel nacional- continúa representando un gran riesgo para el DIT: la pobreza. La pobreza infantil es un fenómeno complejo, multidimensional y relacional, resultado de procesos sociales y económicos que generan que los niños se vean privados de acceder a servicios y productos para cubrir sus necesidades básicas (Canetti et al., 2014), o el acceso que tienen no es suficiente en cuanto a calidad y cantidad.

Dentro del análisis de la pobreza infantil resalta tu temporalidad, ya que se ha comprobado que el enfrentarla desde la primera infancia tiene graves consecuencias de efecto duradero (Duncan, Manguson, 2011). Esto se debe a que durante esta etapa el desarrollo físico, psicológico, mental y emocional del niño depende en su totalidad del entorno en el que viva y del cuidado que reciba, volviendo a los niños particularmente vulnerables a las situaciones perjudiciales que genera la falta de recursos.

Es importante resaltar que los efectos de la pobreza infantil son muchos y afectan todas las áreas del desarrollo físico, psicológico, emotivo y social de los niños de 0 a 5 años. A continuación, presentamos algunos de los más destacados:

   – Los niños pertenecientes a hogares con ingresos insuficientes presentan una mayor carencia, de acceso inicial a los servicios básicos de salud y de monitoreo de desarrollo, y posteriormente, de acceso a servicios de calidad en cuidado y estimulación temprana (UNICEF México, 2014; Banco Interamericano de Desarrollo, 2015).

   – Los niños pertenecientes a hogares con ingresos insuficientes presentan tallas menores con respecto al promedio esperado para su edad y deficiencias en el desarrollo físico -normalmente causados por la falta de una nutrición adecuada-, situación que dificulta el aumento y la evolución de habilidades motoras básicas (Canetti et al., 2014; Banco Interamericano de Desarrollo, 2015).

   – Estudios recientes han arrojado que la pobreza tiene un efecto importante en la arquitectura cerebral, destacando afectaciones en el desarrollo de la amígdala, relacionada con el control y procesamiento de las emociones (Sánchez-Navarro, Román, 2004), y del hipocampo, relacionado con la memoria -sobre todo la memoria a largo plazo- y el aprendizaje (Hernández, 2015).

   – El inadecuado desarrollo físico y cerebral de los niños de hogares con recursos insuficientes limita su desempeño en el ámbito escolar y les genera un alto rezago educativo (UNICEF México, 2014; Banco Interamericano de desarrollo, 2015), situación que los coloca en desventaja en la edad adulta en cuanto a (Daelmans et al., 2016).

   – Algunas investigaciones han mostrado que tanto la pobreza crónica aumenta las probabilidades de provocar en los padres estilos de crianza violentos e inconsistentes, debido a su bajo nivel educativo y la presencia de estrés crónico por las situaciones de escasez que deben enfrentar (Banco Interamericano de desarrollo, 2015; Canetti et al., 2014)

   – Está demostrado que en caso de no ser enfrentadas de manera oportuna, las consecuencias negativas que ocasiona la pobreza durante la primera infancia son -en la mayoría de los casos- irreversibles (UNICEF México, 2014).

A nivel mundial, se calcula alrededor de unos 250 millones de niños menores de 5 años, provenientes de países con niveles de ingresos bajos y medianos, se encuentran en riesgo de no tener un DIT adecuado (Lo, Das, Horton, 2016) por desarrollarse en un ambiente de pobreza o de pobreza extrema, es necesario que dentro de las intervenciones diseñadas para el apoyo a la primera infancia se tenga una especial consideración hacia estos niños.

La inversión realizada en esta población es de vital importancia, ya que no sólo es el sector que más beneficiado al recibir programas integrales y pertinentes de apoyo -sobre todo aquellos que contribuyen a mejorar las prácticas de crianza y la interacción con la familia- cuando se compara la medición de sus resultados con los de poblaciones de mayor poder adquisitivo, sino que también, el apoyo a la primera infancia ha demostrado ser clave en la reducción de las desigualdades y la división social que profundizan la problemática de la pobreza, beneficiando no sólo a los niños y las familias que lo reciben, sino al país en general (Chan, Lake, Hansen, 2016).

Fuentes de información:

Lo, S., Das, P., Horton, R. (2016). Early childhood development: the foundation of sustainable development. Advancing Early Childhood Development: from Science to Scale. Recuperado el 24 de febrero de 2017 de http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(16)31659-2.pdf

Olivares, J., Juárez, E., García. F. (2015). El hipocampo: neurogénesis y aprendizaje. Recuperado el 24 de febrero de 2017 de http://www.medigraphic.com/pdfs/veracruzana/muv-2015/muv151c.pdf

Sánchez-Navarro, J., Román, F. (2004). Amígdala, corteza prefrontal y especializacion hemisferica en la experiencia y expresión emocional. Recuperado el 24 de febrero de 2017 de http://www.um.es/analesps/v20/v20_2/05-20_2.pdf

UNICEF México (2014). Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2014. Recuperado de https://www.unicef.org/mexico/spanish/MX_Pobreza_derechos.pdf

Daelmans et al., (2016). Early childhood development: the foundation of sustainable
development. Advancing Early Childhood Development: from Science to Scale. Recuperado de http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(16)31659-2.pdf

Chan, M., Lake, A., Hansen, K. (2016). The early years: silent emergency or unique opportunity? Advancing Early Childhood Development: from Science to Scale. http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(16)31701-9.pdf

Duncan, Maguson (2011). The long reach of early childhood poverty. http://inequality.stanford.edu/sites/default/files/PathwaysWinter11_Duncan.pdf

Canetti et al. (2014). Pobreza infantil: conceptos e indicadores. Recuperado de http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Pobreza-infantil-conceptos-e

Banco Interamericano de Desarrollo (2015). Los Primeros Años. Recuperado de https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/7259/Los_primeros_a%C3%B1os_El_bienestar_infantil_y_el_papel_de_las_pol%C3%ADticas_p%C3%BAblicas.pdf?sequence=1

Deja algún comentario

*